Salvaescaleras portátiles




Una de las características de los salvaescaleras portátiles, es que requieren que el usuario tenga la ayuda de una persona para manejar el sistema.

El usuario no es autónomo, personalmente a mi no me gustan demasiado este tipo de sistemas ya que creo que no cumplen la misión principal de un salvaescaleras ya que es usuario pierde totalmente la autonomía, independientemente de lo limitada que sea su movilidad.

Me refiero a que una persona que se valga por si misma para todo, pero que se desplace en silla de ruedas, necesita ayuda de otra persona para poder utilizar este tipo de salvaescaleras.

Claro está que no todo son desventajas, estos sistema de salvaescaleras son portátiles, lo que implica unas cualidades que otros salvaescaleras no pueden cumplir, por ejemplo con un único salvaescaleras de este tipo un mismo usuario lo puede llevar allí donde lo necesite (ojo, con ayuda el equipo tiene un peso y unas dimensiones considerables).

Me refiero a por ejemplo el caso de una segunda residencia, con un solo salvaescaleras portátil podría tener servicio en dos domicilios.

Este tipo de salvaescaleras también son usados frecuentemente por personal sanitario, en las ambulancias por ejemplo, hay vehículos que los llevan y dan servicio a distintos usuarios.

Para utilizarlos hay que tener una mínima formación ya que tienen algunas peculiaridades, y son bastante versátiles ya que algunos de ellos tienen configuraciones y accesorios para poder adaptarse a una gran variedad de necesidades.